Cómo SEPA te ayuda a cobrar las cuotas domiciliadas de tus asociados.

por Ingrid Falguera Guillamón,

Las siglas SEPA (Single Europe Paymens Area) se utilizan para referirse a los cobros domiciliados de toda la vida (técnicamente se conocían como adeudos directos), pero que han sido actualizados para permitir el cobro de recibos domiciliados en toda la Unión Europea de forma sencilla, económica y sobretodo poniendo especial énfasis en la protección del deudor (el que tiene que pagar).

Hace ya algún tiempo que entró en vigor la normativa SEPA sustituyendo al cuaderno 19 (y otros), con algunos cambios significativos:

  • Se han creado 2 “esquemas” diferenciados en función de si vas a cobrar a personas físicas y jurídicas (llamado Básico o Core) o solo a empresas (B2B).
  • Ahora es necesario que el deudor firme un documento (denominado mandato SEPA)  por el que deja constancia escrita conforme accede a que se le cobre un importe por un concepto concreto directamente a su cuenta corriente, ya sea de forma recurrente o puntual. Por lo tanto si a un cliente/usuario le cobramos por distintos conceptos deberemos tener distintos mandatos SEPA.
  • El mandato incluye una referencia, que es un identificador único para ese documento. La referencia NO se puede repetir, y debe contener hasta 35 caracteres.
  • En el esquema básico, el período de devolución es mucho mas largo. En caso de no tener el mandato puede llegar a ser de hasta 13 meses, y teniéndolo es de 8 semanas. En el esquema Core no hay posibilidad de devolución.
  • Hay más cambios, pero estos son los que más afectan a la mayoría de usuarios finales.

¿Y por qué en mi asociación debería usar el modelo SEPA para cobrar las cuotas recurrentes?

Principalmente porque es sencillo de usar y más económico que un cargo en tarjeta, lo que lo convierte en un método ideal para asociaciones.

Aquí van los beneficios de usar SEPA:

  • Permite girar periódicamente un recibo a nuestros deudores por un importe y que el banco se encargue de hacer los cobros a las entidades de nuestros clientes.
  • No requiere que implementemos ningún software específico de ecommerce, pasarela bancaria ni nada parecido: solamente necesitamos el mandato firmado y una cuenta bancaria desde la que cobrar.
  • El coste es relativamente bajo comparado con otros sistemas de cobro. Este punto dependerá del banco con el que trabajes, pero habitualmente cuesta entre 0,15 y 1€ por recibo, muy lejos de los 0,35€+3,4% de Paypal, por ejemplo.
  • El deudor no tiene que hacer nada para aceptar los cargos más allá de firmar el mandato: nada de estar dando claves de pago, nº de tarjeta, etc.

Por lo tanto, resulta evidente que en el caso de asociaciones y organizaciones con muchos usuarios/clientes a quienes realizar cobros periódicos, como las cuotas anuales, mensuales o semestrales, es altamente atractivo el uso del modelo SEPA.

Si este es tu caso, tienes que probar nuestra herramienta de gestión de cobros SEPA: genera rápidamente las ordenes de cobro cada mes sin tener que calcular a quién le toca pagar: Timtul lo calcula por ti J

Comentarios


Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta